Ermitaño Tarot nº 9 Arcanos Mayores Significado

En la cartomancia del tarot nos encontramos con la figura de El Ermitaño n° IX, representa ese espacio del alma que necesita por periodos de tiempo estar completamente sola/o, dejar de existir en el mundo terrenal para pasar a existir en la mente sin preocupaciones, ocupaciones, ni obligaciones.

el ermitaño arcanos mayores según el diseño del tarot ambre

Nos muestra el encuentro con nosotros mismos, ese viaje que hacemos para conectarnos con nuestro interior y descansar de esas cargas emocionales, espirituales y materiales que muchas veces nos hacen la vida pesada y la mente nublada.  

Nos enseña a disfrutar de nuestra intimidad, haciéndonos ver que la soledad no es mala sino que es necesaria de vez en cuando, completamente necesaria para establecer orden en nuestra vida y para reencontrarnos a modo de comenzar de nuevo con mejor ánimo.  

Saber más()

    Tiempo de soledad para el ser 

    Es imprescindible buscar en nuestro espacio de vida un tiempo en el cual estemos solos, un tiempo dedicado a estudiarnos interiormente, a descubrirnos, conocernos, disfrutarnos, entender de lo que estamos hechos y lo que nos gusta, así como comprender la misión que tenemos en la vida como seres solitarios y de manera particular. 

    El Ermitaño nos invita a conocer que la soledad no es mala es necesaria, cada ser humano cuenta con su propia intimidad, ese espacio desde el cual aprende a conocerse y determina lo que desea hacer en su vida según sus criterios, preferencias y aspiraciones.

    Como seres humanos debemos comprender que nuestra misión en la vida y nuestro crecimiento debe darse de manera individual, aprendiendo a convivir con nosotros mismos para luego poder convivir con los demás. Esto nos indica la importancia de querernos desde nuestra soledad, para enseñarles a los demás cómo nos gusta ser tratados y amados, además de comprender el hecho que lo único seguro que tenemos en la vida es a nosotros mismos, las demás personas hacen viajes constantes en nuestras vidas pero ninguno se queda de manera segura y permanente por siempre.    

    Encuentro con el interior 

    La imagen de El Ermitaño en una tirada del tarot, es la invitación a un viaje personal en donde el individuo estudie sus posibilidades, los cambios que debe realizar con su vida y las decisiones que debe tomar para cumplir con sus objetivos.  

    Es símbolo de reflexión, de buscar un espacio en el tiempo que nos permita un examen de conciencia eficiente, el conocimiento sobre nuestra naturaleza como seres humanos y la perspectiva de nuestra misión en el mundo terrenal y espiritual.

    Invita a reflexionar acerca de nuestro interior, lo que está dentro de cada uno de nosotros siendo lo que nos indica qué nos gusta y que nos disgusta, de qué manera podemos estar mejor y la posición en la que debemos permitirnos y permitirles a las demás personas, tratarnos y actuar sobre nuestro criterio independiente, todo buscando la paz que tanto anhelamos y eso que nos ayudará a enmendar los daños ocasionados por la acelerada rutina y la falta de foco hacia nuestros sentimientos.      

    Búsqueda del conocimiento  

    Esta carta El Ermitaño de los arcanos mayores representa la búsqueda del conocimiento, de la verdad sobre nuestra vida, de aquello que no nos tomamos el tiempo de acentuar y experimentar porque estamos acostumbrados a vivir de forma superficial.   

    El anuncio hacia tu tiempo de reflexión, comienza cuando te sientes solo a pesar de estar rodeado de muchas personas, sintiendo que algo hace falta en tu interior y que debes comenzar a buscarlo justo allí, en tu interior. Es un estado de ánimo que toda persona experimenta en algún momento de su vida, y que la lleva a hacer cambios rotundos guiados en dirección de lo que posiblemente le daría fin a su soledad constante y a la sensación de la falta de algo en su vida. 

    Nos encontramos hablando de un ser que nos enseña a disfrutar de nosotros dejando de lado el ruido exterior, nos guía al encuentro de la luz en nuestro interior y nos da una oleada de aire fresco para respirar y sanar muchas de las heridas ocasionadas por la falta de tacto con nosotros mismos y por la falta de concentración hacia lo que requerimos realmente como personas. 

    Es el claro reflejo de que necesitas un tiempo para ti, que deseas estar en completo silencio y transición para encontrarte de nuevo, dejas de lado todo lo que te rodea y solo te concentras en ti, escuchando tu cuerpo y tu alma para adquirir conocimiento acerca de lo que realmente quieres de la vida y de lo que te hace falta. 

    Laboral

    Este estado de soledad debe tomarse muy en serio, ya que en este tiempo, deberás esperar para realizar cambios en tu vida en el aspecto laboral, deja que las cosas sigan marchando como están, solo hasta que salgas de tu espacio de soledad y logres encontrar la fuerza para salir adelante y mejorar tu estado financiero.

    Amor

    Por otro lado, El Ermitaño expresa que es un tiempo en el cual la persona desea y debe estar completamente sola, por lo que, en el amor no será conveniente iniciar relaciones o aceptar compartir tiempo con otra persona, ya que esto te convertirá en un ser egoísta por no dar a la otra persona lo mismo que tu recibes de ella, o por no prestar atención a sus prioridades ya que tú te encuentras en un momento de examen de conciencia exhaustivo.   

    Y si el caso es que te encuentras compartiendo tu vida con alguien desde hace tiempo, entonces este tiempo de soledad te ayudará a comprender si realmente te hace falta cuando está ausente o si es solo por costumbre que se encuentran juntos. En este espacio entra el tema de la comunicación, si la otra persona respeta tu tiempo de soledad y te acompaña en la reflexión de tu ser, entonces la relación puede pasar la prueba. 

    Espiritualidad 

    Nos invita al conocimiento de nuestra espiritualidad, a su sanación y comprensión, a entendernos desde nuestro interior, somos seres apasionados, pensantes, irracionales y racionales al mismo tiempo, nos gusta todo aquello que nos causa distintas emociones y gritamos por estar llenos y repletos de amor, eso que nos mueve y nos hace ser nosotros mismos, buscando la manera de encontrar los eventos que nos llenan de vitalidad y con ello, alimentando el alma para volver al mundo terrenal y rutinario con mejor ánimo y mayor fuerza.  

    Lo mejor es que cuando nos encontremos con la carta del Ermitaño en nuestra vida, nos tomemos nuestro tiempo justo para vivir la experiencia por completo, reflexionando acerca de nosotros mismos y buscando en nuestro interior la luz que necesitamos para brillar con más fuerza cuando salgamos de nuestro aislamiento total. 

    Es importante entrar en este trance con la mente abierta para descubrir lo que realmente necesitamos, pues es un examen de autoconciencia que nos dirá lo que nos hace falta y lo que nos mueve en el mundo terrenal como seres mortales.

    Cada individuo cuenta con un tiempo de aislamiento distinto, desde el cual aprende a conocerse y a quererse desde su soledad, comprobando quienes de las personas de su alrededor son indispensables para sí, y quienes necesitan ser alejadas para mayor beneficio propio.  

    Nos encontramos hablando de entrar en un trance desde donde descubriremos nuestra misión en la vida, la manera en la cual hemos de conducirnos de forma eficiente y las acciones a las cuales estamos destinados para vivir plenamente, con el alma llena de felicidad y el corazón lleno de amor, un amor propio que logramos encontrar y que nos obligó a buscar un tiempo de reflexión para conocer nuestras verdaderas necesidades del alma.

    No solo se alimenta y se embellece el cuerpo físico, el alma necesita mantenimiento exhaustivo para reflejar en el exterior lo que se encuentra en movimiento en el interior, esa luz propia que nos hace brillar y que permanece apagada solo hasta que la persona busque tiempo de reflexión para encontrarla en lo más profundo de su ser.    

    Carta Invertida

    el ermitaño tarot ambre invertida

    Es importante que no dejes de lado el hecho de que El Ermitaño nos indica que nos encontramos en un tiempo de trance, es decir, en un tiempo en el cual debemos esperar para tomar decisiones importantes, para hacer cambios radicales y para crear grandes movimientos. 

    Hablamos de un tiempo de pausa en nuestra vida, de centrarnos solo en nosotros mismos y de comprender la esencia que como seres humanos tenemos de forma individual.  

    El Ermitaño te sugiere:

    • Encuentro con el yo interior.
    • Búsqueda de la espiritualidad que nos hace falta.
    • Tiempo de reflexión.
    • Pausa en los aconteceres diarios.
    • Conocimiento del alma.
    • Búsqueda de la verdad.

    El Ermitaño te advierte:

    • Soledad.
    • Tiempo de aislamiento.
    • Frialdad.
    • Desinterés por los demás.
    • Desconexión del mundo terrenal.
    • No busca relacionarse con nadie.
    • No acepta ayuda.
    • Búsqueda de los defectos más que de las virtudes. 
    • Encierro.
    • Estado depresivo.

    El Ermitaño como lectura del día:

    • Búsqueda de la verdad.
    • Sanación corporal.
    • Reflexión.
    • Conocimiento interno.
    • Espiritualidad.
    • Trascendencia.
    • Descubrimiento.
    • Diagnóstico.
    • Subestimar aspectos de la vida.
    • Meditación.
    • Observación.
    • Silencio.

    >>Descubre otras secciones interesantes: Combinaciones Arcanos Mayores, Arcanos Menores.

    Otras Cartas de interés:

    El Mago Arcanos Mayores Tarot
    La Papisa Arcanos Mayores Tarot Ambre
    La Emperatriz Arcanos Mayores Tarot Ambre
    El Emperador Arcanos Mayores Tarot
    UsaTuTarot El Arcano Mayor El Papa según el diseño del Tarot Ambre
    El Arcano Mayor Los Enamorados según el diseño del Tarot Ambre
    El Arcano Mayor El Carro según el diseño del Tarot Ambre
    Cargando...
    Subir