Los Arcanos Tarot


¿Qué son los Arcanos del Tarot?

Empecemos por el principio, el término «arcano» proviene del latín (arcanum) que significa secreto, misterio, mantener encerrado, oculto.


¿Te preguntarás, sí, pero que son y para qué sirven?

Es la representación gráfica en una familia de juegos de cartas, que se empleaban popularmente, hace algunos siglos para apostar y en mucho menor grado un dispositivo para la adivinación, actualmente tiene una mayor difusión como medio de adivinación.


¿ Y qué es el Tarot?

El tarot consiste en un mazo o conjunto de cartas o naipes que es utilizado para indagar en acontecimientos del presente, pasado y futuro. Esos sentimientos que pueden venir de un sueño o un presentimiento.

El tarot es una baraja de 78 cartas, con ilustraciones que se pueden interpretar de varias formas. Muchas personas con influencia relevante en el periodo antiguo creían y sostenían que los antiguos misterios del universo se escondían dentro de estas cartas. Relacionadas con el esoterismo, cábala, horóscopo, geometría sagrada, mitología, psicología, astrología, filosofía, etc.. ¡Vamos con más propiedades que el Aloe Vera!


Origen de los Arcanos del Tarot

Te voy intentar hacer una breve introducción, en el transcurso del tiempo y la historia, las personas han estado buscando distintas formas de descifrar eventos y preguntar acerca del presente, pasado y futuro. Una de las más conocidas, nació en la antigüedad y permanece vigente hasta nuestros días y es la lectura de las cartas del Tarot.

Los orígenes de las Cartas del Tarot están envueltos en misterio con influencias atribuidas de una amplia gama de culturas y se rumorea que contienen sabiduría egipcia, religión de Mitra, hereje medieval y creencias celtas paganas.

Su primer uso registrado es en el sur de Europa en el siglo XIV, donde originalmente se usaron para una combinación de propósitos educativos y juegos de cartas. Se diseñaron diferentes paquetes para enseñar diferentes cosas, por ejemplo, lógica, mitología griega, religión, geografía e incluso el arte de tallar carne y pescado.

La primera evidencia histórica contrastada del Tarot se remonta a mediados del siglo XV. En Italia, un artista llamado Bonifaceio Bembo pintó un juego de cartas sin nombre y sin numerar para la familia Visconti (que representaban a miembros de su familia), llamado «Terocchi«. Este era principalmente un juego para apostar.

Estas tarjetas o cartas están llenas de símbolos arquetípicos, mágicos y bíblicos. Se agregaron muchos símbolos ocultos a las imágenes a medida que evolucionaron y su uso se fue extendiendo en la sociedad de la época dentro de las clases más desfavorecidas.

Las cartas del tarot también denominadas Arcanos del Tarot, han tenido un arduo viaje a través de la historia, a veces solo se les permitía a los nobles, ocasionalmente sancionadas por la Iglesia Católica y, a veces, se las consideraba algo maligno. Algunos, incluso ahora, creen que las cartas del Tarot son algo oscuro y malvado.


¿Cuantos tipos de Arcanos del Tarot hay?

La baraja del tarot se divide en dos secciones principales:

La primera sección son los Arcanos Mayores que consta de 22 cartas.
La segunda sección son los Arcanos Menores que consta de 56 cartas.

Los Arcanos Mayores y Menores te serán fáciles de diferenciar:

Las cartas de Arcanos Mayores son figuras individuales nombradas y numeradas con ilustraciones más detalladas como El Colgado, La Rueda, La Sacerdotisa o Papisa, EL Juicio o El Mundo, entre otras.

Por otro lado, reconocerás los Arcanos Menores como naipes tradicionales. Se divide en 4 palos; bastos (también denominada «varitas»), copas, espadas y oros (descrita a veces como «pentáculos»), cada palo tiene 14 cartas. Que van desde el As hasta el Diez, y cuatro cartas de la Corte, el Rey, la Reina, el Caballero y el Paje (estas son opcionales dependiendo del tipo de baraja escogida).